Què és Espadàniques?

dimecres, 23 de novembre de 2022

El churro, la pérduga qu’hace mal

per Antoni Porta i Coello

Investigador i autor del blog Romances y Calandarios

@lenguachurra


ESPADÀNIQUES vol agrair a l'autor este text tan necessari sobre una de les llengües històriques de la serra d'Espadà, patrimoni viu i de tots.


El churro es como son mentás popularmente un conjunto de variedás lengüisticas qu’enantes eran charrás en las rodalás valencianas de la Serranía, El Palancia Alto, El Mijares Alto, El Rincón d’Ademuz, La Hoya de Buñol-Chiva, y p’algunos La Canal de Navarrés, a más d’algunos otros lugares, asina como, por contato, hestoria y vecindá, puemos consederar también churras las rodalás trehuelanas del Maestrau y Gúdar-Chavalambre.

El navarro-aragonés que trajieron los repuebladores a la Sierra d’Espadán, y a toas las redolás churras, desarrolla las carateristicas suyas so un sustrato vascón. En los sieglos XIII y XIV es a la que la lengua alcigia l’escampillamiento más grande, allegando a las rodalás nuestras. Con l’allegá al Raino d’Aragón de la dinastía castellana de los Trastámara, el navarro-aragonés escomienza a penar un cambeo lengüistico a favor del castellano. L’azoniamiento de los decretos de Nueva Planta, en 1714, hace qu’el castellano sía reconocío como lengua alministrativa y d’amostranza en las ascuelas. La sostetuyición lengüistica es más fácil entre lenguas d’una mesma familia y de fácil intercomprinsión, caso’l churro, aragonés u castellano. El churro es, pos, un lenguaje que funde las radices suyas en los emprencipios de la charra de los puebladores crestianos primerencos qu’allegaron a las rodalás nuestras, que continía enfluyencias aragonesas siñalás, tanto por pueblamiento como por lindá con l’Aragón Bajo, y que fue sumetía, dinde el sieglo XVI, a un pruceso entenso de castellanización dica hoy en día.

A carramanchín de los sieglos XIX y XX las lenguas dijan de ser un estrumento cumunicativo prevau y se convierten en lemento central de la organización d’un espacio publico. Asina, l’ascuela, l’ejercito, las organizaciones agrarias u obreras, los gremios, etc., son estrumentos de socialización enantes esconocíos, ande conviven personas con variedás lengüisticas diferientes. La platica onnipresiente’l castellano en las atividás coletivas va percebiéndose como una cosa natural. Con el churro, la castellanización escomienzó en l’ascuela, por la impusicion del castellano como lengua de prestigio y midiante una fuerte imersión lengüistica y centralista. Al costau de la desvalorización de la charra familiar, por consederala qu’era “hablar mal”, los mesmos alumnos contrebuyeron a cambear isa charra po’el “correto” castellano. Los antempasaus nuestros no charraban castellano pero hoy en día el grau de castellanización ha allegau a tal extremo que tenemos consederanza d’esta lengua como nuestra, lo qu’ha hicho perder parte de la edentidá nuestra.

Existen ejemplos clarengos d’esta masiva sostituyición de l’aragonés primerenco po’el castellano. La solución “j” velar pa la “x” castellana midieval l’adata el churro en muichos de los vocablos suyos, como po’ejemplo en “jada”. La “f” d’escomienzo aragonesa en palabras como “fillo” no se conserva en churro en cuasi tos los acomodos, anque sí n’unos otros como “fulla” u “filar”. La forma aragonesa vera con “ll” en palabras como “viello” u “uello” se castellanizan en churro, anque n’algunos acomodos no, como “abella” u “orella”. La coxistencia aun pue ser palpiable. A la zaguería, n’el lexico, la castellanización de palabras como “loguero” por “arriendador” u “vegada” por “vez” es vidente, anque palabras como “hordio” agún son conservás. Es menester dicir que contamos con buena cosa d’aragonés residual como po’ejemplo la palabra “fusta”.

El termino churro no prucede del latín. L’origen pue esclarergase po’el nombre’l Río Turia, Guadalaviar en la parte aragonesa. L’origen de “Guadalaviar” es agareno y senifica “blanco”. Si paramos cuenta n’el “euskera” (prebable pariente muderno de l’ibero), alcuentramos las variantes “Tzuria” y “Txuri” pa resentase al color blanco, por lo cual, dinde el punto de vista semantico Guadalaviar y Turia tien un vinclo vidente que no puemos catalogar como casoal. El termino “churro” es a las primerías geografico y dispués lengüistico y cultural.

 


La Sierra d’Espadán s’alcuentra caraterizá po’estar afincá en la linde lengüistica dentre el castellano y el valenciano. Las dos lenguas han convivío juntas n’un contato contino, cosa qu’ha hicho que s’haigan enfluyío lengüisticamente entre ellas. La charra churra está esguitá d’a muntón de valencianismos y el valenciano d’Onda, Tales, Eslida u unos otros lugares más espachaus, no está mancau de lementos aragoneses.

L’aragones s’enclavá en la redolá d’Espadán po’el río Villahermosa. La tendencia migratoria natural de los aragoneses en la Reconquesta se mamprendió dinde los montes de l’Aragón Bajo hancia las planizás costaneras. Villahermosa fue repueblá cuasi plenamente po’aragoneses en 1242, asina como la Baronía d’Arenoso. No ostante unas otras zonas continaron fuendo agarenas dica l’esturrio de los moriegos en 1609. En las pueblaciones de los margines del Mijares alto, como Montanejos, Torrechiva, Toga, Espadilla, Cirat, Villamarut, Argelita y unas otras, los agarenos siguían costetuyendo la parte más grandiza de la pueblación.

La Sierra d’Espadán siempre ha aprecisau la linde lengüistica. La tramá compriendía entre los ríos Mijares y Palancia, u lo qu’es lo mesmo dinde Fanzara y Onda dica Alfondeguilla y Chóvar ha sido tamién la linde eclesiastica tradacional. La versán oriental de la sierra siempre ha pertocau al dominio lenguistico catalán.

L’establimiento’l castellano como lengua oficial en la zona, fue acantonando la lengua propia qu’existía en los monecipios churros de la Sierra d’Espadán. Isa estalación del castellano estándar desprestigió a l’aragonés como lengua. El rebusto sustrato aragonés ha ido minguando chanico chanico dica allegar a la época atual. Agora la charra gastá n’esta zona s’alcuentra fuertemente castellanizá pero agún se reconocen trazos generales del bajo aragonés muderno, y antimás, se siñala una presiencia de la lengua aragonesa primitiva. La base latina es vidente en la charra, tamién l’alportación escampillá d’arabismos, pervivencia de castellanismos arcaicos, y vías a ver, existencia de muichos valencianismos lenguisticos.

Como habemos explicotiau, la charra tradacional d’esta parte de la Sierra d’Espadán está, hoy en día, muy castellanizá. Puemos dicir qu’es un castellano-aragonés muderno pero con un fuerte astrato valenciano y con diciertas particuraridás foneticas y morfologicas pendiendo de lo lindante u espachau de la zona valenciano-charrante. Entre las variantes churras destaca una, la charra de Fanzara, charra extrimeramente enfluyenciá po’el valenciano vecino, y la de Villahermosa, muicho mas aragonizá. Fanzara es l’unico lugar de l’antiga dócesis de Tortosa que no pertoca al dominio lengüistico catalán. Es raonable que podiá formar un nuclio lengüistico-cultural chicuto, deverso a la resta. La maniera de charrar tradacional d’este lugar es mentá como un dialeto churro de transición, y tie como carateristica emprencipial la mantenencia de la destinción etimologica de la “s” sonora y la “ss” sorda propias del valenciano, asina mesmo las dos con l’articulación apicoalviolar plana. La “s” es sonora en voces como [kaza] ‘casa’, [kezo] ‘queso’, [ilezja], ‘ilesia’, [arteza] ‘artesa’, [kamiza] ‘camisa’, ect. Un otro rasgo’l fanzarino, lo mesmico que n’el valenciano de l’Alcalatén y el Maestrau valenciano, es la cáida de la “r” zaguera en palabras como 'hacer' [ake] u ‘dicir' [diθi]. Esta pérduga es namás cundicioná n’el churro’l Mijares Alto y n’el valenciano d’Onda y la rodalá de La Plana. 

Sería menester destierrar diciertos tópicos que s’han mantenío erronios durante muicho tiempo y piensar que la cultura, hestoria, tradaciones y charra propias d’estas rodalás son deversas a las lindantes, que como puebladores d’ellas habemos de sintinos argullosos de ser churros, habemos d’hacelas respetar y desigir recolce y respeto po’ellas.

 

Los churros NO semos los valencianos que no charramos castellano:

Hestoricamente, los churros namás semos los de nacencia u consideranza d'algunas rodalás interiores valencianas y del sureste trehuelano. No son churros en rodalás como La Planizá d’Utiel-Requena, La Val d’Ayora u El Bajo Segura, po’ejemplo.

 

El churro NO es un castellano mal charrau:

El churro no es más ni menos que cualquiá de las lenguas u dialetos de redor, del valenciano, aragonés u castellano, con radiz aragonesa y enfluyencia valenciana y castellana. Una lengua de transición rica en palabras y exprisiones.

 

El churro NO es la charra la cual hacen servir las personas que viven en las rodalás churras:

La época de más grande falaguera'l churro fue en los sieglos XIII, XIV y XV. Dinde n'iso, progresivamente, y por no haber denguna mena de fomento u recolce, el churro s'ha ido perdiendo. Aguá se charra en castellano y namás quedan repusos, palabras amollás y frases hichas, sobre to en las personas d'edá y en lugares más despartaus.

 

Las rodalás interiores NO son rodalás de 2ª, probes en cultura y hestoria:

Se nus ha tratau asina dinde hace muicho tiempo, pero semos personas con buena cultura y una hestoria muy completa y intresante, con personajes lustres como José Camarón, Carlos Pau, Francisco del Bayo, Alberto Sánchez, Eusebio Cañas, José Ríos, Elvira Lindo, Juan Alberto Belloch, Manuel Aguilar, Francisco Novella, ...y hoy obramos una cubicá cultural muy ampla, con gente importantísima y valiosa.

 

Las redolás churras NO son jutas, probes y malvás:

Estamos arrodiaus de montes, bosques, naturaleza y lugares d'un gran intrés, natural y hestorico. Hay centenares de rodales y andurriales desmoderaus y rebonicos pero muy poco conocíos. Tenemos buena cosa de tierras de percuro, fruitales, castillos, torriones, ríos y regajos, lugaricos con un embeleco especial...

 

Durante masiau tiempo y pa un setor importante de valenciano-charrantes y encluso pa muichos de los que viven en las rodalás nuestras, el termino “churro” ha tenío un contenido semantico negativo. Las raones son deversas, pero mayoritariamente y gracias a la fáina de muichas personas, hoy, el termino “churro”, no tie la valor peyorativa qu’enantes tenía. Está acetau y respetau como siñal d’edentidá de los habitantes de las rodalás nuestras. Los filologos, hestoriadores y estudiosos del tema s’han ahijau del termino, y los estudios y publicaciones sobre él no dijan de crecer.

Los agüelos y besagüelos nuestros y nosotros mesmos tenemos una cultura, una maniera de charrar, unos trazos siñalaus, un caráter, un genial destintivo que nus hace ser churros y sería menester qu’habieran atuaciones clarengas pa l’estudio’l churro y las tradaciones nuestras por parte de las alministraciones porque cada palabra tie la hestoria suya propia, y el churro forma parte d’esta tierra y de los que nus antecedieron.

Por to iso habemos de sintinos muy argullosos de ser churros.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Moltes gràcies pel teu comentari. Entre tots i totes hem de treballar per fer un territori millor.